Aunque la pregunta es más común de lo que parece, en mi opinión es una de las preguntas más estúpidas que puede hacer un ser humano, muy frecuente es que en las consultas dermatológicas los “pacientes” acudan a los especialistas para borrarse algún tatuaje.

¿Qué es un tatuaje?

Un tatuaje es la aplicación de pigmento a la piel creando distintas formas y expresiones a mi juicio artísticas y significativas, si bien es cierto que en ese proceso existe la posibilidad de tener leves heridas punzantes, hechas por la máquina de tatuar en las distintas capas de la piel ya que va inyectando tinta en la zona.

¿Qué lo hace permanente?

La permanencia de los tatuajes en la piel se debe a la profundidad en la piel: la tinta no se inyecta en la epidermis (la capa superior de la piel que seguimos produciendo y cambiando a lo largo de toda la vida), sino que se inyecta en la dermis (la segunda capa de piel, más profunda). Las células de la dermis son muy estables; por lo tanto, los tatuajes son prácticamente permanentes.

Estos son los conocimientos mínimos que por lo menos debería tener alguna persona antes de realizarse un tatuaje, luego está el tipo de tatuaje que te vas a realizar, la zona donde lo vas a hacer, quien va a ser tu tatuador, la higiene de local donde realiza sus trabajos, tomar en cuenta que alguna parte de la sociedad podría señalarte o juzgarte por llevar arte en tu piel (que no te interese el qué dirán) y para mí lo más importante es lo que representaría, o simbolizaría  para ti hacerte ese tatuaje, para que luego no tengas que arrepentirte.

Arrepentirte podría ser perjudicial, muchos creen que es algo sencillo con total ligereza comentan “el láser lo borra” creen que los resultados son inmediatos y definitivos.

Si, es cierto que el láser se utiliza para remover tatuajes realizados, pero tiene consecuencias, como las cicatrices, esas personas arrepentidas que usan el láser como solución milagrosa a un momento de valentía que fue el realizarse un tatuaje esperan que la piel quede intacta, ERROR!

“El láser, tecnología que utiliza luz amplificada por emisión estimulada de radiación, produciendo un cambio en las células de la piel. El resultado es una quemadura, cuya profundidad y magnitud dependerá del objetivo de la persona. Es importante destacar que no todos los láser sirven para retirar tatuajes. Cada láser tiene sus especificaciones, por lo que es imprescindible acudir a un especialista certificado.

Queloide, otra consecuencia a tomar en cuenta, es una forma de cicatrización anormal, causada por un exceso desorganizado de las fibras de colágeno, que predomina en la raza negra. La luz láser es absorbida por diferentes elementos como el agua, la hemoglobina, la grasa, y los pigmentos metálicos, lo que hace que algunos colores sean más sensibles para borrarse que otros. Por eso, el número de sesiones para eliminar un tatuaje depende del color de éste y de su tamaño, esto quiere decir que se extirpa en varias intervenciones dependiendo el tamaño del dibujo.”

Cortesía: www.rexpuestas.com

Recuerda los tatuajes son arte que se lleva en la piel y es de forma permanente, deben representar algo valioso para ti, de no estar 100% seguro es mejor que no lo hagas, tampoco te dejes llevar por el qué dirán, las personas tatuadas no somos ningunos delincuentes, ni somos malas personas, toma en cuenta que si estas realmente seguro de tatuarte muy probablemente lo hagas más de una vez.

Redacta

Twitter: @blankito78

Facebook: Blankito78

Anuncios