Hoy en día muy frecuentemente las preocupaciones, los celos y el mal humor, nos invaden la vida, y no tomamos en cuenta que implican un mayor riesgo de Alzheimer sobre todo en las mujeres.

Hormonalmente las mujeres están propensas a sufrir de ansiedad, a ser celosas, o que a menudo el mal humor y las angustias se apoderen de ellas (aunque hay hombres que tiene las hormonas alborotadas), estos cambios de ánimos a mediana edad tiene alta probabilidad de desarrollar Alzheimer, estas afirmaciones obedecen a un estudio de casi 40 años de duración.

El estudio realizado y publicado por la web de Neurology, tomo como ratoncitas de laboratorio a 800 mujeres con una edad promedio de 46 años, increíblemente fueron observadas y monitoreadas durante 38 años, sometidas a determinados exámenes de personalidad que tomaron en cuenta su nivel de neuroticismo, extroversión e introversión, y a pruebas de memoria. De ellas, 19% desarrollaron demencia.

“La personalidad puede influir en el riesgo individual para desarrollar demencia a través de su efecto en el comportamiento, el estilo de vida o las reacciones al estrés.”

El neuroticismo

Esa dimensión de la personalidad está formada por el neuroticismo, en uno de sus extremos, y la estabilidad emocional en el extremo opuesto. Como el resto de las dimensiones de personalidad, se trata de dos polos de un continuo donde la mayoría de las personas se sitúan en un punto intermedio.
Esto implica que el neurótico tiende a sentir angustia fácilmente y rasgos de personalidad tales como preocupación, celos o mal humor, y son más propensas a expresar enojo, culpa, envidia, ansiedad o depresión. La introversión es descrita como timidez y cautela, y la extroversión se asocia con ser abierto.

Los Celos

¿Enfermedad de amor excesivo?
El amor y los celos están íntimamente relacionados, ya que quien ama permanece habitualmente en estado de alerta hacia la otra persona. Los celos en dosis muy pequeñas son saludables e incluso pueden parecer hasta románticas pero cuando son excesivos pueden resultar enfermizos y llegar a causar irremediable dolor. Como en muchos de los problemas psicológicos, los celos son el inicio y el desencadenante de una situación personal y familiar insostenible.


Para controlar esa situación, son muchas las cosas que se pueden recomendar, pero la que más podría ayudarte en esta situación es conversar abiertamente de ellos con la persona que se los provoca y, por supuesto con un especialista.
Es fácil y normal que en toda relación se produzcan celos por temor a perder al ser querido, el truco está en saber controlarlos para alcanzar la felicidad, ya que de lo contrario muy difícilmente lo logres.
Recuerda, que el amor se demuestra con acciones positivas, empieza dando amor por ti mismo y luego por los demás.

Redacta:

Twitter: @Blankito78

Facebook: Blankito78

Anuncios